PRETORIA (Reuters) - El fiscal Gerrie Nel pidió el jueves a la magistrada sudafricana que lleva el juicio por asesinato contra Oscar Pistorius que rechace la defensa de la estrella olímpica y paralímpica por ser "carente de cualquier verdad".

Pistorius, al que se le amputaron la parte inferior de las piernas cuando era bebé, está acusado de asesinar a su novia, la estudiante de derecho y modelo Reeva Steenkamp, en su casa de Pretoria el día de San Valentín del año pasado. En caso de ser declarado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.

Desde el inicio del juicio, a principios de marzo, Nel ha retratado al atleta de 27 años como un obseso por las armas que disparó cuatro veces contra su novia, de 29 años, a través de la puerta del baño, donde se había refugiado después de una fuerte discusión.

El equipo de la defensa asegura que el deportista era un novio atento y vulnerable que mató a Steenkamp en un accidente trágico después de confundirla con un intruso que se habría metido en la casa.

"El tribunal tendrá que rechazar sus pruebas. El tribunal tiene que tener una versión creíble del acusado", declaró Nel en la sala de Pretoria durante su intervención final.

"El tribunal no debería tener problemas en rechazar su versión completa de los hechos, no solo por no ser una verdad razonable y posible, sino en esencia por ser totalmente carente de verdad", agregó.

Si el juez rechaza la defensa, el tribunal solo podría considerar el caso presentado por el fiscal, las pruebas circunstanciales y el equilibrio de posibilidades.

Nel intentó mostrar el jueves lo que calificó como pruebas contradictorias proporcionadas por Pistorius, sacudiendo la cabeza a menudo y elevando las manos en señal de incredulidad mientras leía el testimonio del deportista.


VERSIONES CONTRADICTORIAS

Durante su interrogatorio al deportista, un emocionado Pistorius dijo que disparó su pistola accidentalmente y que no sabía lo que estaba haciendo, desviándose de su argumento original de que apretó el gatillo porque pensaba que su vida estaba en peligro.

El fiscal afirmó que Pistorius no podía sostener al mismo tiempo y de un modo creíble que disparó tanto deliberada como accidentalmente.

"El acusado no le dijo a ninguno de los que llegaron al lugar: 'Fue un accidente. El disparo se me escapó'. Nunca dijo: 'No quería disparar'", afirmó Nel.

"Dijo: 'Creía que era un ladrón y la disparé. Lo siento, disparé a Reeva. Creí que era un intruso", agregó el fiscal, leyendo la declaración tomada por la policía después del suceso.

Los padres de los dos jóvenes acudieron al tribunal por primera vez mientras el atleta, vestido con un traje oscuro, permanecía impasible.

El caso ha destrozado la imagen de Pistorius como personificación del triunfo sobre la adversidad, tanto por sus victorias paralímpicas como por competir contra atletas sin discapacidades en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La estrella del deporte colapsó varias veces durante el juicio, donde lloró con frecuencia e incluso vomitó.

El juicio es sin jurado, por lo que el veredicto dependerá de si Masipa cree la versión de Pistorius. La magistrada es la segunda mujer negra nombrada juez de un tribunal superior sudafricano y tiene una reputación de imponer condenas duras en casos de delitos contra mujeres.

Se espera que estas últimas intervenciones se prolonguen dos días. Después, la magistrada, que tendrá que revisar más de 4.000 páginas de pruebas y testimonios, se retirará a deliberar.


(Editado español por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)