DAKAR (Reuters) - Una propuesta para confinar a los residentes de Sierra Leona en sus barrios no ayudará a controlar el brote de ébola e incluso podría provocar una expansión más rápida de los casos que no están siendo reportados, dijo el sábado la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

El Gobierno tiene planes de ordenar a sus ciudadanos que no abandonen las áreas cercanas a sus casas por tres días a partir del 19 de septiembre, en un intento por detener los nuevos contagios y ayudar a los trabajadores sanitarios que buscan a personas sospechosas de sufrir la enfermedad, dijo el Ministerio de la Información del país.

"Nuestra experiencia nos dice que los confinamientos y las cuarentenas no ayudan a controlar el ébola porque terminan instando a la gente a ocultarse y ponen en riesgo la confianza entre las personas y los trabajadores de salud", dijo el grupo.

"Esto lleva al ocultamiento de casos potenciales y genera una propagación más acelerada de la enfermedad", añadió MSF, que ha estado ayudando a combatir el peor brote de ébola del que se tenga registro y que afecta actualmente a varios países de Africa Occidental.

La epidemia de ébola que fue identificada por primera vez en Guinea en marzo ahora se ha extendido por buena parte de Liberia y Sierra Leona. También se han registrado casos en Nigeria y en Senegal, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que hasta ahora han muerto más de 2.100 personas.

Más de seis meses después del inicio de la crisis, los deficientes sistemas de salud de los gobiernos todavía no consiguen contener la enfermedad, una de las más letales del mundo y para la cual no existe cura conocida.

La OMS dice que tomará meses controlar el actual brote de ébola y prevé que para entonces unas 20.000 personas se habrán contagiado.

El viceministro de la Información de Sierra Leona, Theo Nichol, dijo el sábado que el confinamiento de tres días facilitaría la labor de rastreo de casos del personal médico.

Nichol dijo que el periodo podría extenderse de ser necesario. Un funcionario de la presidencia dijo previamente que la medida duraría cuatro días.


(Reporte adicional de Josephus Olu-Mammah en Freetown. Editado en español por Marion Giraldo)