TOKIO (Reuters) - El fabricante japonés de videojuegos Nintendo registró unas pérdidas operativas peores que lo esperado en el trimestre de abril a junio, en momentos en que afronta dificultades por la caída de las ventas y la floja demanda de su consola Wii U.

La compañía mantuvo intacta su previsión de volver a reportar utilidades en el ejercicio que concluye el próximo marzo, contando con que juegos exitosos como Mario Kart 8 den a la Wii U el necesario impulso en las ventas.

Las pérdidas operativas de Nintendo de 9.470 millones de yenes (92,7 millones de dólares) en su primer trimestre fiscal superaron las expectativas de una pérdida de 4.930 millones de yenes que preveían cuatro analistas citados por Thomson Reuters StarMine. Las ventas cayeron un 8,4 por ciento, a 74.700 millones de yenes en el trimestre.

Nintendo vendió 510.000 consolas Wii U, frente a apenas 160.000 en el mismo trimestre del año pasado, cuando las ventas anuales también cayeron por debajo del objetivo de 9 millones.

Las ventas acumuladas de la Wii U, lanzada al mercado a finales de 2012, sumaron 6,68 millones a finales de junio, por debajo de los 8,7 millones de la PlayStation de Sony , que salió un año después.

Nintendo espera una ganancia operativa para todo el año de 40.000 millones de yenes, por encima de las estimaciones medias de los analistas de 25.020 millones de yenes, según Thomson Reuters StarMine.

(1 dólar = 102,16 yenes japoneses)


(Reporte de Sophie Knight y Edmund Klamann. Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)