John Williams, presidente y jefe ejecutivo del Banco de la Reserva Federal en San Francisco, toma parte en un pan de discusión en Beverly Hills

John Williams, presidente y jefe ejecutivo del Banco de la Reserva Federal en San Francisco, toma parte en un pan de discusión en Beverly Hills (Danny Moloshok Reuters,, / July 1, 2014)


TOKIO (Reuters) - Las bolsas de Asia tocaron el martes un máximo en tres años a pesar de la inquietud persistente sobre las crisis en Ucrania y en Gaza, mientras que el yen se depreciaba contra el dólar y el euro.

"Ciertamente parece que en este momento se está desarrollando una batalla entre el riesgo geopolítico y las ganancias en Estados Unidos y vamos a seguir viendo un tira y afloja en el corto plazo", dijo el estratega de IG Market Stan Shamu en una nota a clientes.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subió alrededor de un 0,7 por ciento a su nivel más alto desde el 2011, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong alcanzó un máximo en más de siete meses.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un avance de un 0,8 por ciento después de que los mercados estuvieron cerrados el lunes por un festivo nacional.

"La confianza del inversor se ha asentado y el VIX se ha mantenido tranquilo", dijo Akio Yoshino, economista jefe del departamento de investigación de valores y de estrategia en Amundi Japan.

El índice de volatilidad CBOE, un indicador de la aversión al riesgo en el mercado, sumó un 32,2 por ciento el viernes en Asia, su mayor alza porcentual desde abril del 2013.

Las acciones estadounidenses se desplomaron el lunes luego de que el aumento en la tensión mundial contrarrestó algunos resultados estadounidenses optimistas.

En lo que va de la temporada de reportes, el 66 por ciento de las firmas que cotizan en el índice S&P 500 han superado las expectativas de ganancias de Wall Street, según datos de Thomson Reuters, por encima de la media del 63 por ciento desde 1994.

Los tres principales índices estadounidenses cerraron lejos de sus mínimos, una señal de que se mantuvo cierto apetito por los activos de riesgo.

El lunes, el líder de un grupo separatista apoyado por Rusia aceptó entregar los cuerpos de las víctimas de un avión de pasajeros de Malaysia Airlines que fue derribado la semana sobre Ucrania, así como dos cajas negras de la aeronave.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea tenían programado discutir el martes nuevas sanciones contra Rusia, pero lo que más se espera que hagan es acelerar las sanciones contra individuos, y posiblemente empresas, acordadas a principios de la semana pasada antes de que el avión fuera derribado.

En la Franja de Gaza, el número de palestinos muertos aumentó a más de 500 y las pérdidas israelíes se incrementaron en momentos en que Estados Unidos ha intensificado sus esfuerzos para asegurar un alto el fuego.

En los mercados de divisas, el dólar subía un 0,1 por ciento frente a la moneda japonesa a 101,53 unidades, mientras que el euro cotizaba con un alza de un 0,1 por ciento a 137,30 yenes.

El euro negociaba estable a 1,3524 dólares, por encima de un mínimo en cinco meses de 1,3491 unidades que anotó el viernes.

En las materias primas, el petróleo estadounidense sumaba un 0,4 por ciento a 104,96 dólares el barril. El crudo Brent de Londres añadía un 0,2 por ciento a 107,88 dólares el barril.

El oro al contado restaba un 0,2 por ciento, a 1.308,16 dólares la onza.


(Reporte adicional de Ayai Tomisawa y Shinichi Saoshiro en Tokio. Editado en español por Carlos Aliaga)