Hartford planea un estadio de $60 millones; Propietario de Rock Cats dice es 'una oportunidad que no se puede desaprovechar'

Planes para el nueva Estadio de los Rock Cats in Hartford. (KENNETH R. GOSSELIN)

La ciudad planea construir un estadio de $60 millones para atraer a los Rock Cats de New Britain a Hartford, dijeron funcionarios el miércoles en una conferencia de prensa donde asistieron el dueño del equipo y algunos jugadores.

La afiliada de la Liga del Este de los Minnisota Twins ha acordado firmar un contrato por 25 años con la ciudad a principios del año 2016 si Hartford construye un nuevo estadio de béisbol. Esto le pagaría a la ciudad unos $500,000 anuales.

El plan traería 600 empleos a tiempo completo a Hartford y 900 empleos de construcción relacionados con el trabajo del estadio, dijo el Alcalde Pedro Segarra.

Miembros del consejo se reunieron con el Alcalde Pedro Segarra, la abogada Corporativa Saundra Kee Borges y el Director de Desarrollo Thomas Deller, entre otros, el martes por la noche. Segarra pidió a los miembros del consejo por su apoyo para construir el estadio de 10,000 asientos.

Segarra tiene al menos cinco votos para varias propuestas relacionadas con el nuevo estadio, incluyendo la compra de la tierra en las Calles Main y Trumbull al norte del centro de la ciudad. Al menos cinco miembros del consejo deben votar a favor de una resolución para que pase. Se espera que esas resoluciones sean consideradas en las reuniones del consejo los lunes.

Se utilizaría dinero del bono de la ciudad para pagar por el estadio. El contrato de los Rock Cats con la ciudad de New Britain de arrendamiento por $110,000 anuales esta vijente hasta el 31 de diciembre de 2015.

Personas con conocimiento de la situación, dijo que Hartford podría contribuir millones al esfuerzo. La oficina del gobernador Dannel P. Malloy ha declinado comentar sobre el trato prospectivo – y un portavoz del Departamento de Economía y Desarrollo Comunitario estatal, James Watson, dijo el martes que la agencia "no esta envuelta de ninguna manera.'

La alcaldesa de New Britain, Erin E. Stewart ha desestimado la posibilidad de que el equipo se traslade a Hartford.
El martes, ella mantuvo su despliegue de confianza, diciendo que el gerente general del equipo, Tim Restall, “me ha asegurado que ‘esto no es cierto” en una conversación telefónica la noche anterior. Dijo que la relación del equipo con la ciudad es tan fuerte que "me parece muy difícil de creer que harían esto... sin hablar conmigo.”

Sin embargo, el recuento de Restall sobre la conversación fue menos definitivo.

En respuesta a un mensaje informándole lo que había dicho Stewart, Restall le envió un correo electrónico la tarde del martes al Courant para 'aclarar mis conversaciones de ayer con la alcaldesa Stewart. Tuvimos dos conversaciones rápidas. Como GM, me concentro en las operaciones diarias de los juegos, le dije a la alcaldesa que estaba sorprendido por los informes de noticias y que no sabía nada al respecto. Hablamos brevemente que tuvimos un gran fin de semana en el estadio. Eso fue todo.'

Fuentes dijeron que los Rock Cats también consideraron mudarse a Springfield, y que las negociaciones para mover el equipo a Hartford en parte fueron un esfuerzo por mantener la franquicia en Connecticut.

El miércoles, funcionarios confirmaron que el equipo hubiera salido del estado si no hubiese tenido un acuerdo con Hartford.

Las autoridades dijeron el martes que los Rock Cats se acercaron a los oficiales de Hartford con la idea de mudarse a la ciudad hace unos 17 meses.

Oficiales dijeron el martes que Rock Cats se les acercaron a los dirigentes de Hartford con la idea de mudarse a la ciudad hace unos 17 meses.

El béisbol de ligas menores fue jugado por ultima vez en Hartford en el 1952. Los entonces Bravos de Boston tenían un afiliado, los Jefes de Hartford, quienes jugaron en el estadio de Bulkeley en el extremo sur de la ciudad. Cuando los Bravos se trasladaron a Milwaukee en 1953, el equipo de finca también se mudó.

La Liga del Este ha tenido franquicias en WaterburyWest Haven, Bristol, New Haven yNorwich, pero la más exitosa y perdurable ha sido la de New Britain.

Los Medias Rojas se mudó su equipo de la granja de Bristol a Nueva Bretaña en 1983. Joe Buzas, propietario de una liga menor desde hace mucho tiempo, tenía control del equipo hasta 1999.

New Britain estadio abrió sus puertas en 1996 y asientos 6,146.

Cuando un grupo liderado por Bill Dowling compró la franquicia en el año 2000, el equipo encontró nueva vida. Ha establecido registros de asistencia casi cada año.

Afiliación de Dowling con el equipo terminó esta primavera. New Britain Double Play LLC, liderado por Salomón y sus hermanos, Jim Solomon y Jennifer Goorno, asumió el control de la franquicia de Dowling.

Asistencia nunca ha sido un problema en New Britain.

Los gatos Rock sólo atrajo más de 21,000 a New Britain Stadium este fin de semana pasado, un récord del equipo para una serie de tres juegos. 


Copyright © 2014, El Hartford Courant