Chef Marianna Montanaro

Chef Marianna Montanaro (Cristobal Herrera, Sun Sentinel / March 4, 2013)

Una cosa tenía clara Marianna Montanaro cuando llegó al sur de Florida hace poco más de 12 años: no volvería a ejercer como abogada, como lo hizo en su natal Venezuela.

Si bien esa carrera le reportó muchos éxitos, su carácter combativo también le generó problemas, en especial cuando las condiciones políticas, con el arribo de Hugo Chávez al poder, cambiaron en su país. Pero ese carácter combativo fue el que le dio los arrestos para desempeñarse en el sur de Florida en el área que toda su vida fue una afición pero también una pasión: la cocina.

Y que le ha retribuido en términos económicos y de satisfacciones personales, pues ha recibido 14 premios que reconocen su empeño empresarial y su compromiso con organizaciones que trabajan en favor de los niños.

Si bien su sueño era estudiar química, pronto su madre logró que se hiciera abogada. Para Montanaro la química y la cocina son materias afines, así pronto convirtió la cocina de su casa en Weston en su laboratorio de pruebas y experimentos para servir banquetes con su empresa ChefToGo.

"Mi cocina es mi laboratorio: aquí invento recetas, modifico las de mi madre… la comida nuestra es bien creativa, original. Siempre estoy creando recetas nuevas", dice Montanaro.

¿Quién en su familia es tan amante de la cocina como usted?

Mi madre — Carmen Clavel de Montanaro— tuvo una academia de cocina y yo pasaba mucho tiempo con ella y aprendí mucho de ella.

¿Cómo nació ChefToGo?

Antes de mi empresa actual tuve "Carlos International Food", por el nombre de mi hijo y en la que trabajé con mi hermana, Franca. Pero ella debió regresar a Venezuela por asuntos de documentos y decidí cambiar el nombre.

Al comienzo fue muy duro porque nadie me conocía. Ni siquiera tenía licencia para el servicio de banquetes. Trabajaba para los amigos que iba conociendo y ellos me fueron refiriendo a otras personas, lo cual me dio una base de clientes y me sirvió para expandirme y tener mi soporte como empresaria.

¿Cuál es la especialidad de ChefToGo?

De todo: cumpleaños, quinceañeras, eventos corporativos, reuniones en museos, desfiles de moda, etc.

O sea que usted tiene todo lo que necesita para atender a los clientes…

Sí. Me esmero no sólo en la comida sino en la presentación. En mi mesa nunca faltan flores y si el cliente no las puede pagar, yo se las obsequio. Yo tengo todo lo necesario para atender un evento de hasta 100 personas, y lo que falte lo subcontrato. Pero siempre estoy comprando cosas, al menos una vez al mes.

Trato de estar siempre a la vanguardia en colores, telas, estilos, temas de eventos, porque cada color tiene su propia personalidad y deben ir de acuerdo con la personalidad del cliente, del tipo de evento, la hora del mismo, el espacio donde se realiza y el motivo del banquete.

Usted también cocina por amor a los niños, ¿verdad?

Sí. Me mueve mucho la causa de los niños.

He apoyado a March of Dimes, Cystic Fibrosis Foundation, Easter Seals, St. Jude Children's Hospital, International Kids Fund (del Jackson Memorial), Amigos de Niños con Cáncer, generalmente donando comida para los eventos que se realizan con el fin de recaudar fondos.

¿Qué es lo más difícil que le ha tocado preparar?

Hace unos años yo promocionaba mis servicios con el lema "si se come lo hacemos", y un señor colombiano, de Weston, quien me aseguró que conocía mucho de paellas, me pidió que le hiciera una paella negra para 20 personas, en cuestión de tres días.