Resuena la noticia de la mastectomía de Angelina Jolie en el sur de Florida

Cuando Angelina Jolie anunció el martes que se había sometido a una mastectomía para evitar su riesgo de padecer cáncer al seno, los expertos en todo el sur de Florida reaccionaron afirmando que al hacerlo había salvado muchas más vidas que la suya.

En la era de las pruebas genéticas, cada vez más mujeres con mutaciones de genes que provocan cáncer deben enfrentarse a la misma disyuntiva, y al hacer su historia pública, Jolie ha hecho que muchas otras mujeres consideren esta opción.

"El alcance que esto [la decisión de Jolie] tiene es inmenso", advierte Amy Byer Shainman, madre y residente de Júpiter, quien se sometió a una mastectomía (extirpación del seno) doble y a una histerectomía (extirpación del útero), después de que resultaran positivos los exámenes que se hizo para detectar la mutación BRCA-1. "Es Angelina Jolie— no puedes tener a nadie más conocido que ella. Ella va a salvar vidas. Ya hizo que la gente comience a hablar de esto".

En una columna de opinión publicada en el New York Times, Jolie reveló que se hizo la cirugía simplemente para prevenir el mal, ya que pruebas genéticas determinaron que ella portaba la mutación BRCA-A, la cual dramáticamente aumenta las oportunidades de una mujer de desarrollar cáncer al seno y al ovario.

La premiada actriz, cuya madre muriera a los 56 después de haber batallado cerca de una década con cáncer al ovario, escribió que los doctores calcularon que ella tenía un 87 por ciento de oportunidad de desarrollar cáncer al seno y 40 por ciento de oportunidad de desarrollar cáncer al ovario.

La mastectomía, que reduce el riesgo de padecer cáncer al seno a un 5 por ciento, le permite decirle a sus hijos que "ellos no van a tener miedo de perderme por el cáncer al seno", escribió la actriz.

"Gracias Angelina Jolie", dijo Dina Roth Port, residente de Boca Ratón y autora de Previvors: Facing the Breast Cancer Gene and Making Life-Changing Decisions (Sobreviviente a predisposición: encarando el gene del cáncer al seno tomando decisiones que cambian la vida), publicado en 2010. "Ella está creando conciencia entre la gente y dejándoles saber que puede saber más sobre el cáncer al seno y hacer algo al respecto".

Dado el poder de la cultura pop, especialmente en el estatus de súper estrella que está Jolie, su historia está teniendo un impacto "monumental" en su extenso público, dijo Jane Caputi, profesor de estudios de la mujer en la Florida Atlantic University.

"Ella es como una diosa en la cultura pop y un modelo para la mujer de hoy...", dijo Caputi. "Ella está diciendo 'acá estoy, la mujer más bella del mundo, según muchos estándares de hoy, pero estoy optando por tener autoridad sobre mi cuerpo".

Jolie, de hecho dio a conocer cómo se siente en cuanto a la pérdida de la feminidad que muchas mujeres experimentan luego de la cirugía al escribir: "En una nota personal, no me siento menos mujer, me siento fortalecida al haber tomado una decisión valiente que de ninguna manera disminuye mi feminidad".

No es una decisión que todos vayan a hacer, dijo Caputi, pero el ejemplo de Jolie envía el mensaje de que la cirugía profiláctica es una opción aceptable. La cual, por cierto, es muy recomendada para mujeres que una historia familiar de cáncer al seno o de mutación de BRCA.

"Es verdaderamente lo mejor para los pacientes con un alto riesgo de cáncer al seno", dijo la doctora Mindy Williams, oncóloga cirujana del Memorial Healthcare System en Hollywood.

Pero no es una decisión fácil de tomar. Julie Evans, de Boca Ratón, sólo tenía 30 años cuando una prueba genética reveló que ella portaba la mutación BRCA-1. Se le recomendó ser evaluada luego de que a su hermana de 33 años se le detectara cáncer al seno, una más en una familia en la que esa enfermedad es común.

Evans dice que sus doctores le recomendaron una mastectomía doble, pero que no aceptó por ser demasiado joven para una cirugía de ese tipo. En lugar de eso, escogió otra opción bastante recomendaba: pruebas agresivas de mamografías, junto con MRIs, cubiertas por su seguro cada seis meses en lugar de cada seis años.

Luego, el año pasado, a los 39, se le diagnosticó con un cáncer de ovario avanzado. Se trató con quimioterapia y ahora, libre de cáncer, ha decidido dar el siguiente paso lógico para asegurarse un futuro: realizarse una doble mastectomía el pasado noviembre.

Este tipo de cirugía es cubierta — salvo raras excepciones– por la mayoría de aseguradoras para quienes tienen el gene BRCA o una historia familiar de cáncer al seno, advierte Louise Morrell, directora médica del Lynn Cancer Institute en el Boca Raton Regional Hospital y jefa de su Morgan Pressel Center for Cancer Genetics.

Evans dice que su aseguradora le cubrió por completo el procedimiento profiláctico, por buenas razones económicas.

"Saben que es más barato cubrir la mastectomía que yo tenga cáncer al seno y que tenga que someterme a quimioterapia", dice Evans, quien calcula que su cáncer al ovario, desde el diagnóstico al tratamiento, le costó a la aseguradora unos $250,000.

La prueba genética puede costar unos $700 para descendientes de la judíos Askenazí, que normalmente cargan el BRCA y unos $4,000 para los no descendientes con historia familiar de cáncer, advierte Maxine Chang-Chin, consejera de riesgo de cáncer al seno en el Memorial Healthcare System en Hollywood.

Al enterarse de la noticia de Jolie, un gran número de mujeres en el sur de Florida, incluyendo la congresista Debbie Wasserman Schultz y sobreviviente de cáncer, celebró la decisión de la actriz de poner el cáncer al seno y el esfuerzo para prevenirlo en la escena mundial.

"Como portadora de la mutación genética BRCA-2, estoy agradecida a Angelina por haber contado con valentía su historia y demostrar a todas las mujeres que cuando se trata de la salud, el conocimiento es poder", dijo Wasserman Schultz en un comunicado. "Al tomar en sus manos su historia familiar y las decisiones de salud, Angelina ha reducido ampliamente sus oportunidades de ser diagnosticada con una enfermedad que trágicamente afecta hoy en día a una de cada ocho mujeres en este país".

Otros casos famosos

Sheryl Crow - Estrella de rock ganadora del Grammy, de 51 años, diagnosticada con cáncer al seno en estadio inicial en febrero de 2006 , tras mamografía de rutina.

Kylie Minogue - Estrella del pop australiana, de 44 años, diagnosticada en 2005, fue operada y recibió quimioterapia.

Olivia Newton-John - Cantante australiana, de 64 años, recibió el diagnóstico en 1992 y se sometió a una mastectomía parcial y a quimioterapia.

Robin Roberts - Presentadora de Good Morning America, de 52 años, diagnosticada en 2007

Jaclyn Smith - Estrella de los Ángeles de Charlie y empresaria de la moda, de 67 años, descubrió un bulto en sus senos y se sometió a una lumpectomía y a terapia con rayos.

Sharon Osbourne - Famosa presentadora de America's Got Talent, de 60 años, esposa de Ozzy Osbourne, desarrolló cáncer de colon en 2002. y por prevención en 2012 se hizo una doble mastectomía dado que portaba genes que aumentaban su riesgo a padecer cáncer de pecho.